English Español Turismo Argentina Turismo Brasil Turismo Chile Turismo Paraguay Tuirsmo Cuba Turismo Mexico
- Turismo Argentina
  Agencias de Turismo
  Paquetes Turisticos
    - Argentina
    - Brasil
    - Uruguay
  Futbol Argentino
  Viajes con Estilo
  Turismo Regional
  Guías Turismo
  Turismo Aventura
  Tiempo Compartido
  Alquiler Vehículos
  Alquiler Celulares
  Hospedaje Argentina
  Hoteles Argentina
  Hostels Argentina
  Recursos varios
  Fotos Argentina
  Excursiones
  Articulos Turismo
  Empleo Argentina
  Servicios AKI
  Provincias
s
  - Buenos Aires
  - Córdoba
  - Misiones
  - Santa Fe
  - Formosa
  - Corrientes
  - Entre Rios
  - Chaco
  - Mendoza
  - San Juan
  - San Luis
  - La Rioja
  - Jujuy
  - Salta
  - Tucuman
  - Catamarca
  - Santiago Estero
  - Chubut
  - Neuquén
  - Rio Negro
  - Santa Cruz
  - La pampa
  - Tierra del Fuego
s
  Turismo Brasil
s
  Turismo Uruguay
s
  Turismo Paraguay
s
  Turismo Cuba
s
  Turismo Chile
s
  Turismo Argentina
sd
Artículo Museo Dinosaurios Chubut

 

MUSEOS: CHUBUT (Patagonia - Argentina - Dinosaurios)
Huellas de otro mundo


El Museo Egidio Feruglio permite imaginar cómo era la Tierra hace 900 millones de años.

Diana Pazos. ESPECIAL PARA CLARIN

Se trata de un viaje al pasado remoto, que permite conocer vestigios de la vida en la Tierra, tal como era hace 900 millones de años. El circuito paleontológico de Trelew, en Chubut, comienza en el Museo Paleontológico Egidio Feruglio, que propone un recorrido a través de las eras geológicas. Y no es para menos, ya que se encuentra en uno de los yacimientos fósiles más grandes e importantes del mundo.

Inaugurado en 1991, el Museo Egidio Feruglio (MEF) cuenta con 3 mil metros cuadrados destinados a difundir el patrimonio paleontológico de la Patagonia. Su muestra se presenta a la inversa del desarrollo cronológico. Por eso, la primera sala remite a la era Cenozoica y exhibe plantas e invertebrados del Holoceno, similares a los grupos que viven en la actualidad. Le siguen el Pleistoceno y el Terciario, tanto continental como marino, con esqueletos completos de varias especies que evolucionaron durante estos períodos geológicos. Además, en este sector se presenta una imponente reconstrucción del fondo del océano.

Entre los dinosaurios

Uno de los sectores más convocantes es el dedicado a la era Mesozoica, que comenzó hace 250 millones de años y terminó hace 65 millones con la extinción de los dinosaurios. Esta era se divide en tres períodos: Triásico, Jurásico y Cretácico. Entre los dinosaurios exhibidos, se destacan el amargasaurio, con su extraña columna vertebral espinosa, y el carnotaurus sastrei, el primer animal carnívoro con cuernos que se conoció en el mundo. Imperdible: el gigantesco ejemplar de amonite (molusco extinto), que tiene 1,80 metros de diámetro.

Grandes peceras transparentes dispuestas en el suelo permiten ver cómo era el fondo de los océanos durante la era Paleozoica, hace unos 360 millones de años. La sala ubicada en el centro del edificio recrea la era Precámbrica, que se complementa con la proyección de un video en el microcine sobre el origen del universo, hace 15 mil millones de años, la teoría del big bang y los inicios de la vida en la Tierra, hace 3.500 millones de años.

El primer piso del museo está dedicado a las transiciones geológicas y a la galería de expediciones, con fotos que acercan a los visitantes al trabajo de campo de los paleontólogos. Además, se explican las teorías de las extinciones en las diferentes eras.

Los visitantes tienen la posibilidad de observar cómo se trabaja en los laboratorios, donde se realizan la limpieza, identificación, restauración y réplica de los fósiles rescatados en las expediciones que organizan expertos del MEF.

Visita a Bryn Gwyn

El circuito paleontológico continúa en el Geoparque Bryn Gwyn, a 8 kilómetros de Gaiman, sobre la barda sur del Valle del Río Chubut. Ubicado a 25 kilómetros de Trelew, el predio ocupa unas 250 hectáreas.

La visita comienza con una introducción realizada por guías capacitados por el MEF, que los acompañan a lo largo del recorrido. Durante el ascenso, se observan los distintos estratos geológicos, así como la flora patagónica.

En una hora y media de caminata, se recorre 1,5 km entre vestigios de antiguas especies protegidos en pirámides de vidrio, trazas (rastros de animales en suelo) y restos fósiles de fauna marina y continental: abundan los dientes de raya, delfín y tiburón, cangrejales, ballenas, erizos y pingüinos de hasta 40 millones de años. Es la fauna que vivió en esta zona después de la extinción de los dinosaurios.

Al llegar a la cima, a 125 metros, se despliega el extraordinario mirador de Gaiman y Trelew, enmarcados por el valle. Comienza entonces el camino de descenso, que devuelve a los visitantes al presente. En una típica casa de té galés, degustarán la aromática infusión mientras se aquieta lentamente la imaginación que supo agitar el circuito paleontológico de Trelew.

 

Fotos y más información >>

Fuente Diario Clarin

 
 
   

Home l Contacto l Publicidad l Web Amigas l Alta Web

© AKI TURISMO. Políticas de Privacidad. Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 299606 Ley 11723